Cuidá tu privacidad en la Red

Últimamente se habla mucho sobre privacidad y seguridad en las redes. De hecho, cada sitio o blog de los que visito a diario ha tocado el tema más de una vez en el último mes, ni hablar del último año, dejando evidencia de la importancia que ha alcanzado este asunto y la necesidad que tenemos los que defendemos la libertad de que la gente tome conciencia del tema. Por mi parte, quisiera aportar otro granito de arena para que sigamos construyendo.

Cuidá tus datos personales

El aspecto más importante en cuanto a la privacidad es lo que hacemos con nuestros datos, nuestra información personal. Nada más claro, y sin embargo, vemos a diario cómo las personas cuelgan en redes sociales los datos de dónde viven, su número telefónico, dónde estudian o trabajan y en qué horarios, qué lugares frecuentan, quienes son los demás integrantes de su familia, etcétera. Lo que me parece peor es que suben fotografías de sus hijos con la información de ellos también ahí a disposición de cualquiera, todo claro está, con nombre y apellido reales. No creo que haga falta decir más al respecto.

Por mi parte, en Internet nadie me conoce por mi verdadero nombre y nadie ha visto una fotografía que pueda asociar con mi cara. Es más, si alguien escribiera mi nombre y apellido reales en cualquier buscador, tampoco llegaría a nada, mi información personal no está en Internet. ¿Alguien más ha hecho la prueba con su nombre? Muchos se sorprenden al ver los resultados.

Cuida lo que hacen otros con tus datos personales

Hace unos días leí por acá una historia muy interesante al respecto y que deja este concepto muy claro. He sabido de algunos compañeros en las redes sobre problemas que tuvieron al respecto. La cuestión es simple: vos cuidás celosamente tu información, pero si alguien de tu entorno no lo hace probablemente terminarás afectado.

Pedíle a tu familia y amigos que respeten tu decisión de cuidar tu información personal explicándoles por qué crees que te están haciendo un daño al publicar tus datos, fotos, actividades en las redes. Por supuesto, no los podés obligar, pero si te aprecian, van a respetarte.

Cifrá tu información

Este es un tema que me apasiona. En la web hay mucha información por lo que no me voy a detener en los aspectos técnicos ni voy a profundizar sobre los mismos en este momento. Basta con que remarque la importancia de utilizar métodos de cifrado o encriptado de datos en tus comunicaciones y en tus archivos. Tarde o temprano nos podemos topar con una filtración de nuestra información en la web y que los datos “viajen” encriptados será decisivo para resguardar nuestra privacidad.

Navegá anónimo con Tor y sus consejos

Hay quienes defienden y quienes atacan a la red de navegación anónima Tor. En mi caso, lo uso siempre que puedo. Tor es un proyecto muy interesante para quienes nos preocupa la privacidad. Es cierto que se ha ganado la fama de que es la red ideal para terroristas, narcos y gente cuya actividad quiere mantener totalmente oculta de los ojos de la ley. Sin embargo, la red no se creó con la intención de ayudar a esa gente. Hay muchos sitios en Internet que rastrean tu actividad y tu ubicación basados en tu dirección ip. La mejor manera de evitar que alguien conozca es información es cubrirla con las “capas” que ofrece Tor.

Por otra parte, la web de Tor nos da una lista de consejos que podemos seguir para reforzar nuestro anonimato en la red. Algunos de ellos son: navegá utilizando el protocolo “https”, esto te asegura que los datos en tu navegación son encriptados; no usés torrent mediante Tor, esto quitaría tu anonimato y afecta el de los demás usuarios de Tor; abrí los documentos descargados fuera de línea (off-line) debido a que algunos documentos contienen recursos que pueden ser descargados fuera de la red Tor, exponiendo tu ip.

Cuidado con las redes WiFi públicas

Las redes WiFi públicas representan un gran peligro para la seguridad y la privacidad. Hay muchas cuestiones técnicas detrás de esto. Lo que queda más a la vista es que siendo una red pública es más fácil para cualquiera husmear(sniff) lo que pasa a través de esa red. Por mi parte, sólo me conecto a la red WiFi de mi casa y de amigos en quienes confío.

Pensá dos veces antes de hacer click

Por mucho que aseguremos nuestra navegación, tarde o temprano llegaremos a algún sitio donde peligre nuestra seguridad y privacidad. Por esto, tengo un bloqueador de anuncios en todos mis navegadores y muchos otros complementos de seguridad. Además, me cuido de los complementos que usan los sitios que visito y de trato de no utilizar webapps en mi navegador, tales como reproductores de música de emisoras de radio, almacenamiento en nube, etcétera a menos que confíe plenamente en ellos.

Aún así, nunca hago click en la poca publicidad que mi bloqueador no logra quitar, ni tampoco hago click en cuanto link aparezca en la página donde me encuentre. Muchos de esos banners, imágenes con links, etcétera contienen enlaces a sitios evidentemente maliciosos o bien sitios maliciosos encubiertos como sitios de confianza. Si vas a ingresar al sitio de tu banca online o vas a realizar compras por Internet, llegá hasta ahí desde la barra de dirección del navegador, nunca lo hagás mediante clicks en otros sitios.

Usá Software libre

Entre todos los beneficios que aporta el Software Libre, está el de ser software que habitualmente es auditado y que puede ser auditado en cualquier momento. Esto nos asegura saber qué hace un programa y cómo lo hace, permitiendo detectar funcionalidades maliciosas o sospechosas, puertas traseras, funciones que registran nuestros datos y los envían a algún sitio o servidor. Si nos arriesgamos a usar un programa que no es Software Libre, quedamos expuestos a la voluntad de los dueños del programa sobre lo que hagan con nuestros datos.

Quien tiene el código, tiene el poder sobre el software y la información que procesa y contiene dicho software. Si el programa es privativo, el poder lo tiene el dueño, si el programa es libre, el poder lo tienen el usuario y la comunidad.

Cambio de paradigmas

En muchas conversaciones sobre privacidad se oyen frases como: “¿para qué voy a preocuparme por alguna persona o máquina está espiando mi actividad en la red, mis conversaciones por correo electrónico o mis mensajes, en definitiva no tengo nada que ocultar? ¿Quién va a querer robarme a mí que tengo tan poco? ¿Qué provecho puede obtener con los datos de un “don nadie” como yo, una empresa tan gigante como…?

Mi reacción ante estas excusas es simplemente responder respetuosamente: en tu hogar tampoco tenés nada que ocultar y, sin embargo, mantenés las puertas cerradas y tapás las ventanas con cortinas. Si descubrieras a tu vecino mirando a través de un agujero en la pared lo taparías y denunciarías a tu vecino con la policía. Tampoco dejás a extraños ingresar para que vean lo que hacés a diario y estudiar tus hábitos, qué comés, a qué hora dormís. Si un desconocido te pidiera ver tus correos o tus mensajes se lo negarías de inmediato, es más, se lo negás normalmente a personas que son de tu confianza y nadie se escandaliza al respecto. ¿Por qué tiene que ser diferente con tu actividad en las redes? (esto salió de una conversación real que tuve con un amigo hace unos días)

Por otra parte, la mayoría de nosotros pasamos de largo cuando nos piden completar una encuesta en la calle. Sabemos que es para juntar datos para alguna campaña publicitaria que termina beneficiando económica o políticamente (o ambas) a alguien ya lo bastante beneficiado actualmente. En Internet, parece que a nadie le importa. Es más, algunos están felices de que rastreen su actividad para obtener mejores sugerencias de búsqueda, etcétera mientras la rueda del dinero sigue girando para alguien más.

La verdad es que hasta que no cambiemos el paradigma, la cosa no va a cambiar mucho. Necesitamos empezar por modificar nuestras ideas y actitudes para poder cambiar nuestro modo de actuar. Esto implica también vencer la costumbre. Por mi parte, me costó mucho trabajo dejar de usar ciertos servicios y ciertos programas. Pero al final, fue una experiencia liberadora.

Para finalizar, mientras redactaba el post me encontrado luchando con mi propio estilo: tratar de ser breve en un tema que da mucho para hablar al mismo tiempo que no quería entrar en temas técnicos ni dar demasiados ejemplos es difícil y lo he comprobado. Queda mucho por hacer. Queda lejos de ser la última palabra en cuanto al tema, estoy seguro que se puede hacer más, o bien hacerlo de otra manera. De momento, es la forma que yo conozco y que puedo implementar dentro de mis posibilidades. Me quedo satisfecho al menos por el hecho de poder comunicarles mi opinión personal y transmitirles mi experiencia.

Espero sus comentarios ¡Saludos a todos!

Anuncios

2 pensamientos en “Cuidá tu privacidad en la Red

  1. Pingback: [Cuadernillo de Notas] Navegá anónimo mediante Tor | GNU/Linuxfilia Incurable

  2. Pingback: [Cuadernillo] Navegá anónimo mediante Tor | GNU/Linuxfilia Incurable

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s